Tiempo de Mujeres, tiempo para ganar derechos

Estimadas amigas y amigos,

Como ya sabéis, el próximo día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, un evento anual de carácter global que revindica la igualdad de derechos de las mujeres y la mejora de su posición en la sociedad. Hoy estas demandas son más urgentes más que nunca. La discriminación laboral, la posición subordinada en numerosos aspectos de la vida social y política y, muy especialmente, las situaciones de acoso cuando no de agresión física o psicológica que sufrimos las mujeres, son de sobras conocidas. La gravedad que revelan estos hechos es razón suficiente para que nuestra organización apoye y participe en el 8 de Marzo.

Diversas plataformas y organizaciones sociales de todo tipo han planteado una gran jornada reivindicativa con numerosos actos y en particular dos de gran interés. Una huelga laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo; y numerosas manifestaciones que tendrá lugar el mismo día 8 en diversas ciudades.

Respecto a la huelga laboral, nada tenemos que decir, pues como derecho fundamental sólo a los trabajadores y trabajadoras de Adicae les corresponde decidir. Sí que nos gustaría hacer especial hincapié en la huelga de consumo, una propuesta con la que se está reconociendo la importancia del consumo como acto reivindicativo.

Se propone para el 8 de marzo no comprar ni consumir ningún producto o servicio, más allá de los imprescindibles para la supervivencia y actividad reivindicativa de ese día (electricidad, agua, transporte, alimentos, etc.). Entre las razones para esta huelga de consumo está que las mujeres pagamos más por aquellos productos específicamente dirigidos a nosotras. Es lo que se conoce como “tasa rosa”, un 21% de IVA sobre productos de primera necesidad para nuestra salud e higiene. Además de este argumento que exponen numerosas plataformas, como socias de Adicae nos correspondería contribuir al debate con un perspectiva más amplia del problema.

En materias relevantes como servicios bancarios o de interés general, las consumidoras sufrimos una situación de desequilibrio y desigualdad. Según un informe conjunto de 2018 del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en conocimiento financieros un 26 % de los hombres responde con un “no sabe”, mientras que este porcentaje llega hasta el 40% para las mujeres. Los técnicos de Adicae ya avisaron de esta situación en 2013, cuando resaltaron que los hombres son los que cuentan con mayor cultura financiera que las mujeres.

Esta brecha de conocimientos es especialmente grave ya que puede suponer un riesgo a la hora de contratar un productos de ahorro perjudicial o de endeudarse. Nuestra asociación en algunos estudios advierte, por ejemplo, de que uno de los perfiles más habituales de quien recurre a los abusivos créditos rápidos son mujeres, al tener mayores problemas de liquidez.

Lo mismo sucede en consumos vitales, como la energía y el uso de vivienda. Según algunos estudios, la cifra más elevada de consumidores en riesgo de impago de luz o vivienda son mujeres. Un informe elaborado en 2017 por Amnistía Internacional denunciaba que las mujeres somos las más desprotegidas y vulnerables ante los desahucios. Y esto es así porque que en España, el 80% de las familias con un solo adulto a cargo está encabezada por mujeres y su situación laboral se encuentra más precarizada que los hombres. Nos enfrentamos por tanto a un problema social y económico de amplias dimensiones, una de cuyas manifestaciones más graves la sufrimos a la hora de consumir y llevar una vida digna.

Como socias de una organización de consumidores, sería importante participar en el diseño de políticas y medidas para solucionar estos problemas. Podemos hacerlo fomentando desde nuestra organización una formación específicamente dirigida a las mujeres. Pero debemos hacerlo siempre saliendo de las paredes de nuestras sedes, conjuntamente con otras organizaciones sociales porque el problema, como hemos visto, tiene raíces profundas y no se limita sólo a un aspecto concreto, como es el consumo. Es nuestra opinión como mujeres que formamos parte de la Alternativa Consumidoras Construyendo Futuro, que nuestra organización puede contribuir a este debate, aportando conocimientos y experiencia. Los propios Estatutos de Adicae así lo reconocen al referirse a la cooperación y colaboración con el resto de organizaciones sociales.

Por eso, nos gustaría que nuestra organización no se limitase a un mero apoyo testimonial el día 8 de Marzo, sino que cuente con un verdadero plan permanente, diseñado por y para las mujeres, para estar presentes de forma continua en este transcendental reto social, poniendo los medios necesarios. Nos gustaría además, que se debatiese la participación de Adicae en las diversas manifestaciones que se celebrarán el día 8 de Marzo en numerosas ciudades de toda España.

Porque la lucha por la igualdad y derechos justos es un compromiso de 365 días, porque es un problema colectivo que requiere acción colectiva.

Anuncios