Otro modelo de gobierno para Adicae es posible

El pasado 28 de abril se cumplieron 5 años de la celebración del III Congreso de Adicae en 2013, lo que significa que el mandato de la junta directiva, o los retales que queden de ella, está ya legalmente finiquitado. Sin embargo, agarrándose al clavo ardiendo que ofrecen los estatutos, esta junta caduca parece que  ha decidido proseguir un poco más con la agonía prologando su mandato unos meses, si no hay sorpresas.

Esta situación en precario significa que la junta caduca sólo puede ejercer funciones en régimen de interinidad, es decir, sólo puede atender gestiones de trámite, ordinarias del día a día sin tomar decisiones que puedan comprometer y condicionar la actuación de la futura junta directiva, como por ejemplo comprometer gasto o adoptar otro tipo de medidas estratégicas.
La decisión de la junta caduca de continuar funcionando con “respiración asistida” unos meses más carece de fundamento y es una huida hacia adelante desesperada. Tendría que haber convocado el Congreso Nacional en lugar de una Convención irregular, pero suponemos que en esta prórroga forzada esperarán ganar tiempo para conseguir adeptos mediante los denominados “grupos de trabajo”, rellenar así su candidatura y tratar de ganar de penalty en el último minuto.
Desde la Corriente Alternativa Consumidores Construyendo Futuro creemos que esos  meses de prolongación marcan un calendario con un objetivo claro para ellos: celebrar el Congreso Nacional en septiembre de tal forma que sea en los meses de verano cuando tengan lugar las asambleas regionales previas, donde se nombran a los compromisarios que votarán y decidirán la nueva junta directiva en dicho Congreso. Unos meses en los que la llegada de las vacaciones hace descender la intensidad participativa. De ser así, esta estrategia marrullera indica ya su conciencia de derrota y señalaría su apuesta por una democracia de baja intensidad, acercando a nuestra gran organización al modelo electoral propio de las extintas cajas de ahorros.
Si comparamos los temas a debatir en la Convención fantasma podemos comprobar que son prácticamente similares a la celebrada en 2012. Los mismos temas bajo un eslogan que suena ridículo: “Foro debate para la renovación del proyecto-programa de Adicae.” ¿Qué renovación puede ofrecer quien lleva 30 años pegado al escay del sillón y gobierna desde la pantalla del Skype? ¿Que proyecto pueden ofrecer unos dirigentes que no han sido capaces de cumplir ni un 10% de lo que prometieron hace 5 años y culpan a todo el mundo de los problemas de la asociación sin asumir ninguna responsabilidad?
Una organización esclerotizada que sólo es capaz de ofrecer más de lo mismo, pero que olvida los temas que de verdad preocupan y que necesitan de forma urgente la adopción de medidas:
  1. Falta de atención adecuada a los socios por carencias de personal o por sedes cerradas. Los socios sostenemos con nuestras cuotas una asociación y queremos entre otras cosas, un servicio que luego no se presta o se presta mal.
  2. Falta de organización. Reuniones de socios en las que no se llega a ninguna conclusión, se divaga repetitivamente sobre las mismas cosas y que consideramos una pérdida de tiempo por ser largas y pesadas, monopolizadas o donde la voz cantante la llevan los dirigentes de la junta directiva.
  3. La falta de autonomía en las decisiones de las juntas directivas autonómicas, meros figurantes, que son dirigidas por control remoto desde arriba. No existe una desconcentración territorial eficaz, ni por tanto una coordinación coherente. Sólo existe una jerarquía vertical impuesta.
  4. La ausencia de total responsabilidad de los máximos dirigentes y de mecanismos reales y eficaces para exigirla (¿quién va asumir por ejemplo la responsabilidad orgánica por la decisión de la “Macrodemanda de suelos”?),
  5. Falta de conocimiento orgánico. Desconocimiento por todos los socios de cuentas, organigramas, estatutos, los acuerdos adoptados y sus responsables, las convocatorias de los órganos de gobierno, etc.
  6. Falta de alternativas de futuro. Un modelo basado en “casos colectivos” y subvenciones que es incapaz de percibir la aparición y pujanza de otras organizaciones y modelos de actuación. Los cambios y oportunidades que se avecinan pueden dejarnos en la cuneta de la historia si no somos capaces de reaccionar. Mirar al pasado, del que nos enorgullecemos porque lo hemos construido entre todos, no es la solución, salvo para quienes ya son incapaces de afrontar los retos del futuro.
Esta breve lista de ejemplos es un síntoma de una gestión y estructura organizativa muy deficiente, donde el desánimo, el agotamiento y la inercia cunden entre socios, abogados y trabajadores que asisten impotentes a un pandemónium “organizativo”. Este es el panorama que, en un ejercicio de ausencia de autocrítica, se niega a ver la junta caducada y al que es incapaz de poner remedio, entre otras razones porque es la responsable de haber llegado a esta situación.
Es necesario refundar Adicae. Somos plenamente conscientes de que el mandato de la futura junta directiva va a ser en realidad una Transición. Y como todas las transiciones, como bien sabemos por nuestra historia reciente, requiere de cambios y compromisos. Sólo así podremos ser capaces de afrontar el futuro con garantías.
A tenor de las adhesiones que hemos logrado, desde la Corriente Alternativa Consumidores Construyendo Futuro estamos convencidos de haber acertado con el diagnóstico de los males que padece nuestra organización. Y ha sido así porque nos hemos escuchado. Por eso ha llegado el momento de lanzar propuestas en positivo.
Tras los debates que hemos llevado a cabo y el diálogo que mantenemos con vosotros durante estos tres meses, queremos anunciar que en breve daremos a conocer a través de esta web un documento de trabajo que plantea las líneas de actuación esenciales en que basamos nuestras propuestas. Un documento de trabajo cuyo propósito es, en una primera fase, enriquecerse y crecer con más propuestas y perspectivas, recavando vuestras ideas y aportaciones, como socios, abogados y técnicos. En nuestra voluntad por lograr una participación lo más amplia posible, este documento de trabajo es el embrión del que surgirá un programa electoral sólido y verdaderamente colectivo, que atienda a los problemas que de verdad nos preocupan. Un programa para el cambio exige un programa donde todos contemos.

2 pensamientos en “Otro modelo de gobierno para Adicae es posible

  1. Suscribo lo que decís. Esto es una Asociación sin ánimo de lucro y no una empresa. Todos deberíamos poder opinar y participar en las decisiones como socios que somos.

    Me gusta

  2. Ahora es el momento de los socios para demostrar que realmente estamos hartos de esta dictadura. Siempre nos quejamos de la falta de informacion de nuestras demandas, de la falta de personal en algunas sedes que permanecen cerradas practicamente todo el año y cuando se abren sólo es para cumplir con las subvenciones, etc…. para acabar con eso, hay que derrocar a esta junta directiva que ya han demostrado que no son capaces de gestionar una asociacion de consumidores y no saben tratar con sus socios y consumidores. A este presidente hace muuucho tiempo que esto le viene grande y encima se ha rodeado de personas que le bailan el agua por su propio beneficio e interes pero que no saben hacer nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s